LAS LINEAS DE LA MANO

La mano está surcada por líneas que marcan el destino. Las líneas de la mano izquierda y derecha pueden tener diversas interpretaciones de su significado. La mano izquierda es pasiva; registra, los caracteres hereditarios, es decir la índole innata de la que en parte depende el denominado destino. La mano derecha, activa, al contrario, revela las posibilidades de intervención de la voluntad para transformar las predisposiciones anunciadas por la otra mano. Así es necesario, confrontar entre ambas manos.

Línea de la vida

La línea de la vida es la línea más importante y significativa. Generalmente empieza en el borde de la mano, a igual distancia entre el pulgar y el índice. Puede indicar una larga existencia feliz, sin enfermedades graves, y sentimientos generosos; sensualidad, confianza en sí mismo y temperamento activo e impetuoso; o frialdad, constitución delicada y insuficientes reservas vitales
Línea de la cabeza
Está trazada entre la línea de la vida y la del corazón. Puede estar unida a la línea de la vida, o separada de ella; este espacio que las separa, puede ilustrar modificaciones a las características del temperamento y del destino. Esta línea permite juzgar el valor mental, es decir la capacidad intelectual, la fuerza de control y de voluntad.

Línea del corazón

De su posición, de su dibujo y de las modificaciones que se advierten en su recorrido se obtienen informaciones sobre las cualidades afectivas del sujeto, las facultades psíquicas y también muchas indicaciones sobre las condiciones físicas del corazón.

Línea del amor y del matrimonio

El amor es un acontecimiento extremadamente importante, sea que conduzca al matrimonio, sea que cree un vínculo profundo que puede desembocar en una unión no legalizada. Así, todo cuanto respecta al sentimiento amoroso que asume importancia en el corazón de un individuo, afecta esta línea que está particularmente dedicada a la vida afectiva y sentimental. Las ramificaciones que eventualmente arrancan de tal línea indican que el corazón latirá por más de un sujeto, pero por un período de tiempo más bien notable; si las ramificaciones son muy numerosas, es señal de tendencia a multiplicar el juego amoroso sin profundidad.

Líneas de los hijos

En general, son pequeñísimos y sutilísimos signos situados que exigen un particular y cuidado estudio que se hace difícil, casi imposible, en la mano de personas muy nerviosas, porque están intercortadas por infinidad de pequeñas líneas.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com